JULIAN'S GARDENS

JARDINERÍA ESPECIALIZADA

La jardinería es una de las ocupaciones que más puede alegrarnos la vida. La naturaleza, siempre tan sabia y agradecida responde a nuestros cuidados obsequiándonos con su mejor aspecto. Para mí, trabajar la tierra con las manos y ver cómo crece su fruto es algo que me reconforta.

Por eso este blog, que nace con el propósito de ofrecer una plataforma de consulta y participación es también un compendio de mis experiencias como Maestro Jardinero durante el transcurso de casi veinte años y una oportunidad para compartir con vosotros mi otra pasión la escritura.

MANDARINAS DE PAPEL y NUBES DE AZAFRÁN son mis dos primeras publicaciones. Puedes encontrar más información a respecto en mandarinasdepapel.com o en Facebook: juliansbooks.

Para cualquier consulta puedes escribirme a juliansgardens@gmail.com o llamando al teléfono: 650 429 477

Gracias por vuestra visita y por favor deja tus comentarios de satisfacción al pie de cada artículo.

MAESTRO JARDINERO

Mi foto
Libros publicados: "MANDARINAS de PAPEL" y "NUBES DE AZAFRÁN"

martes, 2 de febrero de 2010

MIMOSA SENSITIVA

Imagen tomada de Flickir.com


Mimosa Púdica

Mimosa Púdica, imagen tomada de Wikispecies



Cuando deslizas tus dedos entre sus pequeñas hojas, éstas se cierran como si intentaran abrazarte. Si habíamos tenido antes alguna duda sobre la sensibilidad de las plantas, ahora podemos percibir cómo esas mismas dudas se desvanecen mientras la planta reacciona a nuestro contacto.

En un hospital de bebés prematuros, siempre era el último bebé de la fila el que se recuperaba más deprisa y aumentaba antes de peso. Los médicos no encontraban una explicación satisfactoria, todos los niños seguían el mismo tratamiento y eran atendidos por el mismo equipo, la iluminación, temperatura, alimentación, todos sin excepción se encontraban en el mismo ambiente. Entonces, ¿Por qué el de la cuna al final de la fila mejoraba antes?
Este tema fue objeto de debate y durante algún tiempo se efectuaron toda clase de comprobaciones sin resultado. Por fin se decidió instalar una cámara que permanentemente enfocara esa cuna.
Después de visionar horas y horas de cinta descubrieron que la mujer de la limpieza saludaba todas las mañanas al niño que estaba más cerca del pasillo, cogía su manita unos instantes y le decía cosas agradables. Este incidente se repetía cada día, cada mañana y el niño reaccionaba al tacto de la limpiadora recuperando su salud antes que los otros.

Por supuesto que un bebé no es una planta, pero salvando el tiempo y las distancias una pequeña hoja a la que llamamos peyorativamente vegetal, es capaz de sentir nuestro contacto y esto le reconforta.

Caricias que curan

Hace varios siglos que en la India se practica una técnica Cognitiva consistente en tener al niño en brazos y mostrarle mediante caricias, lo mucho que se le quiere. Lo llaman SHANTALA, y no consiste en complicados masajes, sino simplemente en caricias afectivas. Lo cual es absolutamente natural entre una mamá y su bebé, y para ello se necesita tener tiempo, un tiempo que cada vez es más difícil conciliar con las actividades laborales y personales, pero que de ello puede depender el bienestar y salud del propio pequeño.

Un estudio realizado en Estados Unidos reveló que los bebés prematuros que recibían tres caricias al día liberaban hormonas de crecimiento, lo cual favorecía la absorción de los nutrientes ingeridos estimulando el aumento de peso hasta un 49%.

También se observó que aumentaba la secreción de endorfinas y serotonina (entre otras sustancias), ambas ligadas al estado de bienestar del ser humano.

Incluso nosotros a la edad adulta también necesitamos que se nos muestre afecto, que sintamos que se nos quiere y se nos valora.

La [O.M.S.] Organización Mundial de la Salud afirma que más del 90% de las enfermedades en la edad adulta son de origen psicosomático o derivadas de problemas emocionales. Un claro ejemplo de ello son el estrés y el odio, lo cuales se encuentran íntimamente relacionados con las enfermedades cardiovasculares. Los sentimientos de culpa y los traumas están presentes en numerosos casos de cáncer.
Los desequilibrios emocionales también pueden provocar una disminución de las defensas del organismo y estas favorecen, entre otras, muchas alteraciones físicas como la vulnerabilidad a agentes infecciosos. Estos se aprovechan de la fragilidad del sistema inmunológico sometido a tensión para desarrollar múltiples patologías adversas.

La planta

Lamentablemente y a pesar de todo lo dicho anteriormente, he descubierto que la verdadera razón por la que la Mimosa contrae sus tallos hasta curvarse y cierra sus hojas es para crear la impresión de que es una planta marchita de poco interés.
Un mecanismo de defensa para los grandes devoradores de plantas que preferirían alimentarse de hojas más jugosas y saludables.
El aparente pudor de la Mimosa Púdica no es nada más que otra manera de sobrevivir.
En cualquier caso quiero seguir pensando que procura nuestro tacto, porque sabe que nosotros, seres más inteligentes y adaptados no le haríamos ningún daño.

2 comentarios:

Joanna dijo...

En Polonia tenemos tambien una planta que reacciona cuando se la toca. Se llama ROSICZKA (no se el nombre en castellano), pero no es tan simpatica como la Mimosa de tu articulo. Se alimanta con todo lo que entre dentro de su flor. Aqui esta la planta depredadora: http://www.dfv.pl/gallery/d/6935-2/drapie__na+rosiczka.jpg

;-) Joanna

Manuel Julián dijo...

Muchas gracias Joanna por tu amable comentario. Parece que las características de tu planta corresponde a una variedad carnívora.
A veces me pregunto porqué lo más bello puede ser tantas veces lo más peligroso.

Publicar un comentario

Geranios

Casa de Louis Van Gaal copia/
Related Posts with Thumbnails

Me GUSTA