JULIAN'S GARDENS

JARDINERÍA ESPECIALIZADA

La jardinería es una de las ocupaciones que más puede alegrarnos la vida. La naturaleza, siempre tan sabia y agradecida responde a nuestros cuidados obsequiándonos con su mejor aspecto. Para mí, trabajar la tierra con las manos y ver cómo crece su fruto es algo que me reconforta.

Por eso este blog, que nace con el propósito de ofrecer una plataforma de consulta y participación es también un compendio de mis experiencias como Maestro Jardinero durante el transcurso de casi veinte años y una oportunidad para compartir con vosotros mi otra pasión la escritura.

MANDARINAS DE PAPEL y NUBES DE AZAFRÁN son mis dos primeras publicaciones. Puedes encontrar más información a respecto en mandarinasdepapel.com o en Facebook: juliansbooks.

Para cualquier consulta puedes escribirme a juliansgardens@gmail.com o llamando al teléfono: 650 429 477

Gracias por vuestra visita y por favor deja tus comentarios de satisfacción al pie de cada artículo.

MAESTRO JARDINERO

Mi foto
Libros publicados: "MANDARINAS de PAPEL" y "NUBES DE AZAFRÁN"

miércoles, 27 de julio de 2011

EL SOLDADO AGRICULTOR




Su nombre era Lucio [Lucius Junius Moderatus Columela] y servía como soldado romano, aunque su verdadero origen era español, quizá de la "Bética" Cádiz, durante la ocupación romana de los años 60 o 70 d. C.

En Cádiz hay un monumento en su nombre con la inscripción “príncipe de los escritores de agricultura”. Sus obras sobre jardinería, cultivos y especies vegetales del campo han sido durante siglos algunos de los más apreciados escritos de referencia.

De entre sus extensas obras destaca el [Rustica Arboribus] Líber de Arboribus –Libro de los árboles- .

También es muy codiciada por los coleccionistas la Res rustica –un trabajo de campo sobre la Labranza y las labores de la agricultura-, una colección compuesta de 12 libros. En el libro quinto se cita el viejo proverbio que dice que:


“quien labra el olivar, le está pidiendo el fruto; quien lo estercola [o abona], se lo está suplicando; y quien abate sus ramas [podándolas], le fuerza a que se lo dé".

Luego señala: "No es raro [...] que algunos árboles, incluso estando lozanos, no den fruto. A éstos va bien taladrarlos con el taladro gálico y, hecho esto, meter en el agujero una estaca verde de acebuche, ajustándola bien. De este modo, como penetrado por la planta fecunda, el árbol se volverá más fértil".

El libro se puede encontrar en la base de datos española con el ISBN 13: 978-84-249-2742-4

En la práctica del injerto de acebuche [olivo silvestre] sobre una rama de olivo de huerto o cultivo, se empleaba una herramienta llamada el taladro gálico

Este tipo de berbiquí ofrecía la gran ventaja de que el orificio practicado al árbol era perfectamente lijado y romo por su interior sin astillas o virutas que pudieran obstaculizar insertar la rama.
¿Por qué se injertaba una rama de una especie salvaje y arbustiva que había crecido espontáneamente en cualquier parte sobre un árbol criado en un huerto?
Normalmente los olivos no se podan nunca, entre otras razones, para evitar la pérdida de sus frutos, se practican en cambio ciertos recortes o pinzados de vaciado y formación. Pero en el caso de que una rama estuviese desgajada o enferma, se practicaba el corte oblicuo de la poda severa.
El injerto de acebuche tiraría de la savia de esa rama retraída durante el trauma del corte para hacerla trabajar y que diera su fruto.

Uno de los 14 libros y cartas escritas por el apóstol Pablo fue su carta a los cristianos de Roma durante la primera era. En el capítulo 11 se menciona la costumbre de injertar el acebuche sobre un olivo de cultivo.
En este caso la práctica común de arboristería sirvió para ilustrar cómo la nación judía había perdido su hegemonía de pueblo escogido [el olivo de huerto] debido a que habían rechazado y asesinado al propio Mesías para dar paso a las naciones extranjeras [el acebuche] para que abrazaran el cristianismo genuino y pudieran dar su propio fruto.




miércoles, 13 de julio de 2011

ECOLOGÍA Definición


La ecología se ocupa de las interrelaciones que existen entre los organismos vivos, vegetales o animales, y sus ambientes, y éstos se estudian con la idea de descubrir los principios que regulan estas relaciones. El que tales principios existen es una suposición básica -y un dogma- para el ecólogo. Su campo de investigación abarca todos los aspectos vitales de las plantas y animales que están bajo observación, su posición sistemática, sus reacciones frente al ambiente y entre sí y la naturaleza física y química de su contorno inanimado… Debe admitirse que el ecólogo tiene algo de vagabundo reconocido; vaga errabundo por los cotos propios del botánico y del zoólogo, del taxónomo, del fisiólogo, del etólogo, del meteorólogo, del geólogo, del físico, del químico y hasta del sociólogo. Invade esos terrenos y los de otras disciplinas establecidas y respetadas. El poner límite a sus divagaciones es realmente uno de los principales problemas del ecólogo y debe resolverlo por su propio interés.



(Animal Ecology: Aims and Methods. 1957)

Geranios

Casa de Louis Van Gaal copia/
Related Posts with Thumbnails

Me GUSTA