JULIAN'S GARDENS

JARDINERÍA ESPECIALIZADA

La jardinería es una de las ocupaciones que más puede alegrarnos la vida. La naturaleza, siempre tan sabia y agradecida responde a nuestros cuidados obsequiándonos con su mejor aspecto. Para mí, trabajar la tierra con las manos y ver cómo crece su fruto es algo que me reconforta.

Por eso este blog, que nace con el propósito de ofrecer una plataforma de consulta y participación es también un compendio de mis experiencias como Maestro Jardinero durante el transcurso de casi veinte años y una oportunidad para compartir con vosotros mi otra pasión la escritura.

MANDARINAS DE PAPEL y NUBES DE AZAFRÁN son mis dos primeras publicaciones. Puedes encontrar más información a respecto en mandarinasdepapel.com o en Facebook: juliansbooks.

Para cualquier consulta puedes escribirme a juliansgardens@gmail.com o llamando al teléfono: 650 429 477

Gracias por vuestra visita y por favor deja tus comentarios de satisfacción al pie de cada artículo.

MAESTRO JARDINERO

Mi foto
Libros publicados: "MANDARINAS de PAPEL" y "NUBES DE AZAFRÁN"

lunes, 27 de septiembre de 2010

ÁRBOL DEL AMOR


Cercis siliquastrum
L.

Se trata de una leguminosa procedente del Sur de Europa y Asia Occidental.

Sus flores de color rosado y sus hojas en forma de corazón le atribuyen el sugerente nombre romántico de árbol del amor. Además de su utilidad ornamental, la madera del Cercis no tiene otras aplicaciones, es una madera que se retuerce y quiebra con facilidad. Una antigua leyenda indica que este fue el tipo de árbol del que se ahorcó Judas Iscariote y por ello en muchos lugares del mundo lo llaman “árbol de Judea o de Judas”. Lo cierto es que el libro de Los Hechos de los apóstoles capítulo uno, no indican si la causa fue que se rompiera la rama o la soga.

El viento y las temperaturas extremas no le permiten sobrevivir, pero si lo consigue, sus floraciones en primavera puede ser un verdadero espectáculo para nuestros ojos. En primera línea mediterránea puede ser muy susceptible a ciertos hongos y cochinillas algodonosas.

Por lo general no es un árbol que precise podas severas excepto para darle cierta formación o restarle volumen. Puede ser un árbol muy apreciado en un jardín incluso con franjas de césped.

WEEKEND ARINSAL


Todo estaba previsto para un fin de semana al inicio del otoño de 2010. No sería nada especial excepto porque nosotros estábamos allí, en medio del olor a la leña ardiendo en el fuego y el frío de las cumbres. Paredes de piedra, techos de pizarra y jardineras de madera repletas de flores donde la tímida luz del sol untaba de mantequilla sus hojas brillantes y doradas.

Arinsal tiene nombre de poema medieval donde un caballero protege a su dama de los peligros de un tupido bosque de abetos centenarios y la devuelve jubilosa hasta el plácido remanso de la terraza de un bar donde disfrutar de una auténtica Guinness mientras el viejo escarabajo dormita a la sombra.

Todos los sentidos despiertan ante el sonido de la naturaleza acompasado por la guitarra de Mark Knopfler y la flor de tu pelo revive en tu rostro la esperanza de un mañana que no terminará nunca.

sábado, 25 de septiembre de 2010

EL ANTICUARIO DE GRENOBLE



El anticuario de Grenoble

No sabría decir a qué es debido, quizá al fuerte olor del limpiador de metales, al tejido de los tapices, la escasa luz o el misterio que envuelve los objetos que pertenecieron en vida a otras personas. Una tienda de antigüedades siempre me conduce de puntillas hasta el umbral de un mundo de figuras extrañas y de ambientes espesos y dubitativos. Todos sus elementos, parece que me miran o suscitan en mi el interés por mirarlos con cierta fascinación.

Visité uno de estos establecimientos en el barrio gótico, su dueño afirmaba poseer objetos rescatados del Titanic, efectos personales de sus pasajeros. Por supuesto no era cierto, pero su circo mantenía el clímax de la ilusión. Nunca me han gustado los circos, pero debo reconocer que enseguida me dejo seducir por las ilusiones.

Del techo colgaban unos calentadores de cobre para las camas, lámparas de aceite o títeres de porcelana. En las estanterías había toda clase de objetos que ya nadie utilizaría hoy, salvo como elementos decorativos. Eran artículos que en otro tiempo se consideraban un lujo. Sostuve en las manos un tomavistas de manivela que todavía conservaba en su interior una película de 8mm sin ser revelada, me pregunté quienes serían sus anónimos personajes. No pude evitar mirar a través de su lente y sentir como un salto en el tiempo, un retroceso que me inducía a imaginar todo lo que aquel objetivo habría capturado, instantes impertérritos que sobrevivirían a su tiempo. Quizá una mujer solitaria en la playa, con un pañuelo de gasa fina aventado por el aire del atardecer o un niño jugando con su aro entre las fuentes de un parque donde revolotean las palomas o podrían ser las imágenes de un safari en el que el cazador observa a distancia una manada de rinocerontes miopes, ¿quién sabe?

En la Rue Blériot se encontraba Behemot, una polvorienta y desgastada tienda de antigüedades que lucía en la fachada un hipopótamo flotando entre exóticos juncos y papiros. En una ciudad como Grenoble, con más de dos mil años de antigüedad, un negocio así podía fundirse con el paisaje, un friso de fachadas centenarias refrescadas por la brisa de las cumbres alpinas. En la misma calle se hallaba una tienda de guantes Dauphiné regentada por madame Jeannette y a casi quinientos metros de altura La Bastilla, una fortaleza defensiva que ahora solo se defendía de los turistas y sus habituales desperdicios y envoltorios abandonados.

Adrien guardaba una caja de fotos oculta debajo del mostrador, la caja de madera tenía una etiqueta, a modo de archivo, en la que se podía leer: Fotos besadas.

Fotos que se han besado, que alguien besó alguna vez por algún motivo.

El secreto de esas fotos eran los sentimientos que evocaban en él, adioses, abrazos y lágrimas. Lo mismo que sintió cuando se fue Beth, la única mujer que hubo en su vida, las otras eran como los adornos de su tienda, unos viejos recuerdos o antigüedades.

Se sintió impulsado a ojear de nuevo su caja de fotos, pero nunca lo hacía a estas horas, no mientras la tienda estuviera abierta. La deslizó un momento de su escondite hasta leer la etiqueta y entonces se oyó la campanilla de la puerta. ¿Un cliente?.

Un molesto y curioso hombre de tosco aspecto, que no sabía lo que quería, que probablemente no tenía una idea ni siquiera aproximada de los que buscaba en una tienda así, comenzó a tocarlo todo y a ponerle nervioso.

-¿Puedo ayudarle-

-Ce n´est pas necessarie, Monsieur-

Parecía que quería buscar por él mismo sin ser molestado. Se giró sobre sí en el estrecho pasillo y golpeó con el codo una delicada figura a la que decapitó. Mientras se aseguraba de no ser visto intentó reponer la cabeza en su lugar, pero ahora no encajaba y la dejó en una forma poco ortodoxa pero que parecía sostenerse. Se detuvo sobre unos soldados de plomo de diez centímetros –seguro que estos no se rompían- y el precio parecía barato.

-Combien ça coute?-

-Veinte francos, señor, más la figura que ha roto 520fr.

El cliente, un perturbado mental, se puso furioso y le golpeó en la cara, después le lanzó los soldados de plomo. Mientras Adrien se agachaba sangrando, miles de fragmentos de cristal de bohemia, porcelana china y otros artículos de valor se hacían añicos, el cliente armado con un bastón de empuñadura de plata en forma de pato, golpeó todo lo que podía alcanzar a su antojo y luego lanzó el bastón lo más lejos que pudo, hasta el fondo del establecimiento antes de irse.

No era lo que había pasado, era más bien que Adrien estaba cansado. Se encontraba sumido en un profundo y asfixiante aburrimiento en el que su rutina le estaba aplastando. No tenía nada, no tenía una esposa que le amara, ni hijos, ni padres, ni siquiera un perro; solamente una antigua tienda en una antigua ciudad. No fue tampoco por el incidente que le partió la nariz, era por todo lo demás que no tenía que ver con Behemot ni sus adormecidas ilusiones. Llevaba toda su vida esperando algo, quizá algo que cambiara su vida o se pareciera a un milagro.

Esa noche, antes de dormir volvió a su lectura preferida, el libro de los Proverbios, eran textos que le reconfortaban y le ayudaban a conciliar el sueño. Sus ojos cansados se detuvieron en el Proverbio trece, verso doce: “La espera prolongada, enferma el corazón

Quizá todo lo que le pasaba era esto, que estaba enfermo de tanto esperar.

Al día siguiente puso la tienda en venta, Tardó cuatro meses en deshacerse de hasta la última pieza de su negocio, pero con el dinero que había reunido pudo comprar una máquina de fotos, dos maletas y un billete para Brooklyn.

La tienda se convirtió poco después en una sucursal del Banque Populaire dos Alpes.

Madame Jeannette le advirtió una y otra vez que se equivocaba, que se trataba de una aventura sin sentido…, lo cierto es que no estaba siendo sincera con sus propios sentimientos, ella sencillamente, se estaba preguntando como sería su vida a partir de ahora, cómo podría vivir sin verle cada mañana, sin tenerle cerca. A pesar de ello le compró la mayor parte del mobiliario y muchos objetos antiguos. Sin darse cuenta había redecorado su tienda de guantes con toda suerte de recuerdos sobre él, cada uno de ellos era una parte de Adrien y ella lo sufriría en silencio.

Cuando Adrien vio por primera vez la estatua de la libertad, acudió a su mente el musical “Un Americano en Paris”, aunque el caso es que era más bien al revés, puesto que el francés era él.

En su primer día en la ciudad le habían perdido el equipaje, robado sus ahorros al bajar de un taxi y mostrado la dureza de la hospitalidad de los suburbios. Pudo proteger su cámara intacta y con lo poco que le quedaba pagó una semana de pensión en un destartalado edificio de ladrillo rojo cerca de la bahía Upper.

Solo hacía fotografías, no almorzaba ni cenaba, apenas comía algo, solo fotografías que reflejaban diferentes emociones, alegría, tristeza, pasión, desorientación o pérdida. Cada una de esas imágenes le devolvía su mirada interior reflejada en el espejo de un charco de agua sucia.

Cuando no pudo continuar pagando el alquiler invadió el espacio privado de una factoría de cereales abandonada, ocupó un pequeño reducto que anteriormente había sido un despacho de facturación y en él instaló su improvisado taller de revelado.

Durante esa misma semana descubrió que no estaba solo, un perro abandonado también vivía allí, se hicieron amigos y mantuvieron largas conversaciones, le llamó Jacques.

Con las fotos que vendía podía comprar algunos materiales y pagarse un perrito caliente de ochenta centavos y algo para Jacques.

Cada día que pasaba se sentía más lejos de sus sueños, había perdido peso y en sus ojos se empezaban a dibujar los carboncillos de la tristeza. Caminó esa noche por Plymouth Street antes de irse a dormir, la piedra caliza del puente de Brooklyn se recortaba entre un firmamento casi azul de estrellas pintadas con tiza.

Mientras observaba el cielo pensó en que había cambiado el hastío de Grenoble por la miseria de Brookyn, ¿qué era mejor, qué era peor?, no podía encontrar la respuesta y la sensación de haberse equivocado aumentaba haciéndose cada vez más presente. Por un instante recordó la insistencia de madame Jeannette y lo absurdo de este viaje.

Hoy se sentía especialmente débil y abatido, casi tanto como la vez que estuvo a punto de morir congelado en el lago de Monteynard intentando huir de su propia y asfixiante monotonía. Jaques le seguía a todas partes, era un amigo fiel, su compañía era lo único bueno que le había ocurrido en América.

La carpeta en la que cargaba con sus fotografías cayó estrepitosamente al suelo y todo su trabajo de meses revoloteaba sin rumbo por todos los rincones de la calle Plymouth. Una de aquellas instantáneas se detuvo a los pies de un hombre de pelo canoso, jersey de cachemir y americana gruesa de cuadros tostados. La recogió y la estuvo mirando fijamente, alejándola y acercándola en silencio.

Pasó un buen rato hasta que Adrien terminó de recoger todo de nuevo en su carpeta. Jacques estaba como loco pensando que se trataba de un juego, pero no lo era.

El hombre del cachemir venía hasta él con la última fotografía en la mano, Adrien sostuvo a Jaques para que no se abalanzara sobre su costosa americana Burberrys:

-Esta foto, ¿es tuya?

-Sí, señor

-¿Tienes más fotografías como esta?

Adrien, simplemente abrió su destartalada carpeta, todo estaba en desorden y muchas fotografías se habían ensuciado. El hombre del cachemir las miraba una a una con cierta avidez:

-Quiero comprárselas todas, ponga un precio-

Adrien se estaba mareando ¿qué es lo que estaba pasando, se trataba de una broma? Pensó en un precio con el que pudiera comer algo diferente a los perritos calientes y miró a Jaques tumbado jadeante en el suelo.

-Se las vendo por diez dólares.

El desconocido le miró con un atisbo de sonrisa:

-Le daré 40 dólares, ¿le parece bien?

-Me parece perfecto, monsieur.

Mientras le lanzaba un guiño a Jaques, el extraño buscó en sus bolsillos, le dio el dinero y una tarjeta:

-¿Podría venir a verme mañana a esta dirección?. Tenga, cómprese algo de ropa, y le dio 30 dólares más. –le espero a las diez, por favor, no llegue tarde.

El hombre se fue por donde había venido, pero todo lo demás había cambiado, Adrien tenía algo de dinero y una entrevista de trabajo. Miró detenidamente la tarjeta:

Daily Eagle

Edward Thompson

Editor in Chief

Esa noche entró en un bazar Paquistaní y compró la cena y diversos instrumentos de aseo, después en la gasolinera adquirió unos pantalones azules, una camisa clara y un pullover gris con cuello en pico, también unos zapatos sencillos del número 42.

Le costó mucho conciliar el sueño y se levantó a las siete. El ritual de higiene, esa mañana sería completo, se recortó el pelo, se cepilló los dientes, se afeitó y aseó a conciencia, después se vistió con su nueva ropa, excepto el abrigo, que era el de siempre. Jacques necesitó continuar olisqueándole para asegurarse de que era él, a pesar de que hoy olía raro, olía a limpio.

El Daily Eagle se encontraba a más de media hora de camino en dirección a Brooklyn Bridge. No necesitaría ningún transporte público para llegar a la hora acordada puesto que se encontraba relativamente cerca.

Adrien inició su marcha en dirección a su futuro, su aspecto a excepción del abrigo era impecable, no podía evitar parecer algo francés, quizá era su pelo, el vendedor de hotdogs no le reconoció. Todavía le quedaba dinero para un café, pero era mejor administrarlo con precaución en vista de las carencias que había sufrido últimamente; esta era una lección aprendida.

Dos meses después.

Madame Jeannette recibía una postal de Estados Unidos, Adrien estaba bien, tenía un trabajo muy creativo como fotógrafo de un reputado periódico de Brooklyn, también se disculpaba por no escribir antes y luego le ofrecía una invitación para visitarle en su nuevo apartamento con vistas a la bahía.

Jeannette nunca había salido de Grenoble y le horrorizaba la idea de volar, pero recordó el proverbio de Adrien sobre que esperar o estar toda la vida esperando nos enferma el corazón y después de pensar en ello varias veces, colgó el cartel de cerrado por vacaciones. Le parecía que estaba cometiendo un sacrilegio, pero lo hizo; subió a un avión.

Las calles de Brooklyn por la mañana son como las calles de cualquier otra ciudad, persianas que se abren, personas que bostezan, vagabundos que arrastran sus cansados pies, rutinas y costumbres que tímidamente despiertan para recibir la luz de un nuevo amanecer.

Donovan conducía su camión isotérmico como cada mañana, pero hoy se sentía especialmente cansado, sus hijos, George y Jenny de nueve y ocho años respectivamente, tenían la gripe y mientras su esposa se ocupaba del pequeño Ron, él, había pasado casi toda la noche sin dormir sentado en una pequeña butaca de estampados Disney. Se estaba frotando los ojos cuando el semáforo cambió inesperadamente de verde a rojo mientras un hombre cruzaba el paso con su perro.

Por primera vez en su vida madame Jeannette había sido espontánea, casi impulsiva aceptando la invitación de Adrien. El avión aterrizaría en el JFK a las 13:00h, pero Adrien no estaba allí como le había prometido. Después de una larga espera, Jeannette mostró a un taxista una dirección anotada en el remite de una postal. Casi dos horas después se encontraba delante del apartamento de Adrien, pero aunque ya había llamado hasta cuatro veces, allí no había nadie. Por un momento pensó que todo había sido un error, lo de venir y todo lo demás, aunque luego le pareció mejor ser paciente y se sentó en los escalones del portal. La calle estaba jalonada de verdes árboles y verjas que conducían a los sótanos de unos edificios de ladrillos rojizos cocidos hace más de un siglo.

La gente le miraba al pasar, era evidente por su aspecto europeo y su maleta que, o bien se había perdido o se había equivocado. Un perro de la calle se le acercó procurando una caricia y ella se la ofreció, parecía un perro abandonado y sin embargo su pelo brillaba como si hoy mismo hubiera recibido un baño jabonoso.

-Veo que le caes bien a Jacques. Perdóname, pero un camión ha atropellado a un hombre y he tenido que ir urgentemente a fotografiarlo todo para el periódico.

Cuando Jeannette vio a Adrien se sintió emocionada, nunca se había alegrado tanto de ver a alguien y bajó aquellas tristes escaleras de dos zancadas hasta aterrizar en sus brazos, todo lo demás era obvio y no necesitaba explicación.

No hubo una primera vez con ella, nunca la hubo, pero el viento de Brooklyn arrastraba los aromas salinos de un mar tempestuoso y secretamente adormecido, un sueño que iba a despertar, que iba ha hacerlo ahora.

Adrien tenía razón, la espera le enfermaba, ella, ahora lo comprendía dentro de su inexplicable dimensión, pero hoy todos los minutos, días y años se habían fundido en ese intenso abrazo.

Jaques movió la cola muy contento y ladró una vez. Entraron en el apartamento, Jeannette le había cogido del brazo, nada le arrebataría ese momento. Mientras tanto la gente continuaba con sus cosas y una sutil brisa mecía los árboles en las calles de Brooklyn.

15 de septiembre de 2010

Corrección del francés: Franck Díaz

Corrección del inglés: Laurie Baughman

viernes, 24 de septiembre de 2010

LA ESPERA ENFERMA

“La expectación pospuesta [que se demora T. Gateway] enferma el corazón”.

Proverbios 13:12

¿El autor de la frase y su significado?

La frase tiene una antigüedad de más de 3.000 años y pertenece a uno de los mayores sabios de su tiempo; Salomón, hijo de David, quien gobernó en Israel durante 40 años [desde 1.037 hasta 998 a. E.C]. [1]

Su escrito fue incluido en el libro de los proverbios, de los cuales se conservan 894 versos. [año 717 a.E.C.].

En cuanto a la vida de este rey, los registros históricos muestran que se trataba de una persona fiel a sus creencias y coherente con sus principios, o al menos fue así durante una buena parte de su vida. Al inicio de su mandato, mientras todavía era solo un muchacho, Salomón se sintió inseguro ante la responsabilidad de gobernar una nación tan populosa, pero ya desde un principio demostró algunas cualidades con las que se ganó el respeto y el afecto de sus súbditos. Debido a su buena actitud y fidelidad, se le concedió un deseo. [2]

Cualquier persona en su lugar habría pedido fama, riquezas o poder. En cambio Salomón escogió –“un corazón obediente”- un equivalente de la sabiduría; este acto de humildad agradó tanto a Dios que, además de sabiduría le capacitó también con las otras cosas que no había solicitado. [3]

Desde ese momento las noticias sobre la sabiduría y prosperidad de Salomón se difundieron hasta otros países más distantes. La propia reina de Seba [actual Etiopia] quedó profundamente impresionada, durante su visita al palacio reconoció que todo lo que había visto superaba notoriamente sus propias expectativas. [4]

De todos los pueblos venía la gente hasta Jerusalén para oír las sabias palabras de Salomón. [7]

El rey podía recitar 3.000 proverbios, había compuesto 1.005 canciones y sus conocimientos sobre la naturaleza y el medioambiente no se habían relatado antes en ningún otro lugar. Su sabiduría quedaba reflejada por la manera en que dirigía a su pueblo. [5] [6]

Todavía hoy se dice que una decisión es Salomónica cuando algo se divide en dos partes equitativas. La frase corresponde a un juicio en el que dos mujeres aseguraban ser las madres biológicas del mismo niño. Ante la insistencia de las supuestas madres, Salomón propone que el bebé sea cortado en dos y ofrece cada mitad a cada una de las mujeres. La verdadera madre queda al descubierto cuando renuncia a su parte con tal de que el niño se salve.

Hacia el final de sus días, el sabio rey Salomón efectúa una mirada retrospectiva de su vida, después de meditar profundamente en ello reconoce que pese a tener todo “lo que sus ojos podían desear”, en realidad todo ello carecía de verdadero valor y que esforzarse por conseguir esas cosas era como perseguir al viento.

Salomón llegó a disfrutar de la compañía de 700 esposas y 300 concubinas, su pasión por los caballos le condujo a poseer 4.000 establos y miles de jinetes y carruajes, amasó una gran fortuna de oro con la que construyó un suntuoso palacio -el trono mismo era de marfil revestido de oro puro- y erigió un templo a su Dios con toda clase de materiales nobles que además de costosos eran muy difíciles de conseguir en aquella época. [8] Sin embargo, con el tiempo, al referirse a su fortuna y pertenencias personales, manifestó que todas estas cosas habían carecido de valor para él y que simplemente eran vanidad. [9], [10]

¿Qué podemos aprender de sus reflexiones?

La gente común concede mucha importancia a las posesiones materiales. La vida está llena de cosas que a pesar de que no son riquezas, prestigio o prosperidad, también pueden hacernos felices, Salomón había disfrutado de una existencia en la que no había carecido de nada, pero recomendó un estilo de vida sencillo.

El Proverbio 13 verso 12 es el que habla de la angustia que sentimos cuando nuestras expectativas no se cumple o cuando esperamos intensamente algo que parece que nunca llega.

Expectativas y decepciones

Cuanto más tratamos de seguir el ritmo acelerado de la vida moderna, más rezagados parece que estamos. Nuestras ocupaciones nos consumen de forma implacable mucho tiempo y energías, y cuando no hacemos lo que nos habíamos propuesto, nos sentimos como si nos hubiésemos fallado a nosotros mismos o a los demás.

Nuestras expectativas no siempre son realistas

Las promesas que no se realizan se convierten en expectativas frustradas, si estas no son razonables se convierten inexorablemente en decepciones.

Necesitamos mantener un equilibrio entre los que esperamos de los demás y lo que se espera de nosotros. Dicho de otro modo, mientras más cosas ofrezcamos, menos tiempo dedicaremos a esperar mucho de los demás. Lo que hacemos, o los motivos por lo que hacemos las cosas nunca deberían ser la espera de recompensas o reconocimientos. Una cualidad que puede ayudarnos ha evitar la decepción es el altruismo.

Significaría no esperar nada a cambio. Nuestra sociedad se ha vuelto demasiado egocentrista y cualquier buena obra o iniciativa –aparentemente desinteresada- parece que oculta algún propósito egoísta.

Cuando meditamos en como nos sentimos, cuando nuestras expectativas no se cumplen, entonces encontramos muchas razones para no fomentar falsas expectativas en los demás. Para que las relaciones funcionen necesitamos ser sinceros y confiables.

Es muy notable que en una persona que ha disfrutado de toda clase de lujos y excesos –no hay nada más que pensar en cómo sería la vida con tantas esposas y concubinas- que se sienta a pesar de todo vacío, esperando y enfermo de corazón.

Seguramente la plenitud de una persona no dependa de factores externos, sino de uno mismo, lo que hay en nuestro interior, un sentimiento íntimo que solo depende de nosotros.

Bibliografía:

[1] 1 Reyes 11:42. Salomón gobernó en Jerusalén durante 40 años.

[2] 1 Reyes 3: 7 Solo era un muchacho cuando comenzó a reinar.

[3] 1 Reyes 3: 5-14 Su petición fue tener un corazón obediente

1 Reyes 4: 29-30 Recibió sabiduría y entendimiento en medida sumamente grande.

[4] 1Reyes 10: 4-9 La reina de Seba queda muy impresionada de su visita a Salomón.

[5] 1Reyes 4: 32 Salomón podía recordar 3.000 proverbios y compuso 1.005 canciones.

[6] 1Reyes 4: 33 Tenía un vasto conocimiento de fauna, botánica y medioambiente.

[7] 1Reyes 4: 31,34 De todos los pueblos venían para oír de la sabiduría de Salomón.

[8] 1Reyes 11: 13 Llegó a tener 700 esposas y 300 concubinas.

[9] Eclesiastés 2: 10 Todo lo que sus ojos vieron lo obtuvo.

[10] Eclesiastés 2: 22,23 Todo era vanidad y un esforzarse tras el viento.

Indicios arqueológicos de las construcciones del rey Salomón.

http://www.libertaddigital.com/ciencia/encuentran-en-jerusalen-una-muralla-que-podria-ser-obra-del-rey-salomon-1276385532/

http://www.mfa.gov.il/MFAES/Facts%20About%20Israel/Arqueologia%20en%20Jerusalem

miércoles, 22 de septiembre de 2010

AGRICULTURA ECOLÓGICA



La Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE), celebra sus congresos científico-técnicos desde 1994, cada dos años, para intercambiar resultados y avances en investigación en agricultura, ganadería y alimentación ecológica, así como su contribución al desarrollo del sector, conformando un espacio de diálogo y debate de los agentes del sector, generador de ideas y proyectos futuros. Desde hace 8 años este intercambio se amplia al ámbito Latinoamericano.
El IX Congreso de SEAE resalta la contribución de la AE a la calidad y la seguridad alimentaria mediterránea, de la que todavía tenemos pocos estudios, para estimular asi la producción de estos trabajos.
Cataluña, es el lugar donde más alimentos ecológicos se consumen en España. Por esa razón, se ha escogido como sede para el Congreso de SEAE, frente a otras opciones y candidaturas. La elección de Lleida una zona con gran tradición agraria ha estado motivada por distintos hechos,
tales como la puesta en marcha del Plan de Acción por la alimentación y la agricultura ecológica 2008-2012, que se desarrollan desde diferentes departamentos coordinado por el Departament de Agricultura y Acció Rural (DAR), el interés de la Escola Tècnica Superior d’Enginyeria Agrària de la Universitat de Lleida, en introducir el enfoque agroecológico en sus estudios de grado en agronomía, impulsado por un grupo de docentes, sumado al apoyo del Ajuntament y la Diputación de Lleida que promueven distintas ferias y acciones de promoción del producto ecológico, unido al empeño de SEAE de acometer los retos que enfrenta el sector en su desarrollo y hacer itinerante la celebración del Congreso, hacen de Lleida, la sede ideal.

Objetivos

• Intercambiar conocimientos, resultados de estudios entre investigadores, técnicos y operadores
• Exponer / presentar y debatir las consecuencias de los últimos hallazgos de la investigación en producción agraria ecológica
• Debatir sobre los métodos de transferencia y aplicación de las innovaciones tecnológicas a los operadores ecológicos, partes interesadas y otros representantes de entidades que apoyan la AE
• Plantear políticas a favor de la producción agraria ecológica, en materia de calidad y seguridad alimentaria basadas en la ciencia

Destinatarios

El congreso está abierto a la participación de todos aquellos investigadores interesados, independientemente de su área de conocimiento.
Del mismo modo, serán especialmente bienvenidos todas la personas interesadas, agricultores, elaboradores, técnicos y responsables públicos que componen el sector y están preocupados por su futuro.

lunes, 20 de septiembre de 2010

FLORES DE MÉXICO


Necesitaríamos un vasto volumen o enciclopedia para catalogarlas a todas, pero fijándonos exclusivamente en una de ellas, La Orquídea, de las cinco mil especies de orquídeas que existen en el mundo, 1200 de ellas se encuentran en México.
De estas, 300 son endémicas o habitan esclusívamente en este país.

Lamentablemente no hay un plan de protección que sea viable.
El Instituto de Biología de la UNAM ha anunciado la extinción de 22 especies de orquídeas desde 1998, en solo 12 años. Esto es un hecho como también lo es la pasividad de los estamentos públicos y privados para evitarlo.

Cada flor que se extingue nos aleja de la esperanza -ficticia- de que el hombre dejará de ser egoísta para pensar en otros, en los demás y el entorno que compartimos. La voracidad por obtener rápidos beneficios económicos si escrúpulos ha afectado a una naturaleza que desde sus orígenes había estado dispuesta a compartirlo todo con nosotros.

viernes, 17 de septiembre de 2010

UN ÁRBOL CRECE EN BROOKLYN



Cuenta la historia que Elia Kazan [Esplendor en la hierba] debutó en el mundo del cine con la adaptación de esta obra; "Un árbol Crece en Brooklyn". La autora cuyo seudónimo es Betty Smith relata el mundo visto por los ojos de una niña, un mundo próximo e intimo aunque la historia se desarrolla en los años veinte.
Me intrigaba lo del árbol del que se habla en su primera página:

" El único árbol que había allí no era un pino, ni un abeto. Sus hojas lanceoladas se extendían por las varitas verdes que irradiaban del tronco como si fueran sombrillas abiertas. algunos lo llamaban el árbol del cielo, pues allí donde caía su semilla crecía otro que luchaba por llegar arriba. Lo mismo florecía entre cercas que entre escombros; era el único árbol que podía brotar de las grietas del cemento. Se esparcía frondoso..."

¿De qué árbol se hablaba en la obra?

Una pista que me ha ayudado ha encontrarlo es que
dice que se llama "el árbol del cielo". Solo una especie corresponde a esa descripción : El Ailanthus altissima
El Ailanto. La altura que alcanza este árbol le ha hecho ganar el sobrenombre "del cielo".

Tamaño máximo 25 m

Hábitat
Es un árbol cuya corteza es de color gris, las hojas compuestas y las flores pequeñas de color verde y formando racimos, desprende un desagradable olor.Florece entre mayo y julio, se recolecta y primavera. Es originario de China y crece en campos y jardines. Es de crecimiento rápido, resistente a la contaminación, suele usarse para conservar el suelo.
Tiene propiedades medicinales como astringente, antihemíntico, antidiarréico, rubefaciente y emético. Una dosis grande tiene efectos purgantes.

De las hojas puede extraerse un colorante amarillo para teñir la lana y puede usarse también para fabricar papel por su alto contenido en celulosa.

A pesar de su belleza y exuberancia, se encuentra entre las especies invasoras de España.




jueves, 16 de septiembre de 2010

VERDE ES VIDA




Revista publicada por la Asociación Española de Centros de Jardinería.


La Asociación Española de Centros de Jardinería (AECJ) está formada por más de 150 importantes Centros de Jardinería a escala nacional y por un colectivo de empresas colaboradoras del sector que ofrecen plantas, complementos de jardinería, decoración y todo tipo de servicios.

La AECJ se constituyó en Valencia en el año 1977 con la finalidad de defender y representar los intereses profesionales. La Asociación crea contactos y oportunidades entre los profesionales de la jardinería, e industria de complementos. En 2007 cumplimos el 30 aniversario.

Nuestra entidad participa en todas las actuaciones que van dirigidas al consumidor final para incrementar el consumo. Forma parte de la Agencia de Promoción de Flores y Plantas, la FEPEX (Federación Española de Asociaciones de productores y Exportadores de Plantas),Comité Organizador de Iberflora y la CEOE, para ser un órgano representativo de los Centros de Jardinería.

La AECJ es actualmente Patronal del sector el I Convenio Colectivo Interprovincial de Centros de Jardinería.

Parte 17. BALCONES Y TERRAZAS

Una tarjeta de visita muestra los rasgos principales o más significativos de una parte de nuestra vida que deseamos compartir. En cierto modo nuestro balcón o terraza se parece a esa tarjeta, algo que comunica a quien nos observa detalles sobre nosotros en los que no habíamos pensado.

Imaginemos por un momento el mensaje que puede transmitir sobre nosotros un balcón o terraza repleto de malas hierbas, plantas marchitas o suciedad acumulada.
Alguien dijo que no hay una segunda oportunidad para causar una muy buena primera impresión, y es que resultan sorprendentes las cosas que sin saberlo recordamos.

El secreto de un espacio cuidadosamente hermoseado no depende de la abundancia de elementos decorativos y plantas, sino de que cada uno de ellos esté bien escogido, ubicado y cuidado.

En el caso de las jardineras resulta muy útil emplear el riego por goteo. Cada mañana unos 15/20 minutos de agua en primavera – verano y solo un par de sesiones semanales durante el otoño – invierno.
Recomiendo la lectura: “Un Jardín en tu terraza” de editorial Grijalbo con las maravillosas fotografías de Jerry Harpur.

En la introducción se reconoce la dificultad que representa para muchos habitantes de una ciudad disponer de un espacio donde crear una zona verde.

En la contraportada del libro, me ha gustado el texto de David Stevens cuando dice:
“Los jardines en las alturas, sean terrazas, azoteas o balcones, siempre han provocado una especial fascinación por su capacidad de evocar paisajes campestres en medio de la urbe”.

Cosas que hay que tener en cuenta.

El diseño. Una buena planificación del espacio y su distribución.
La estructura. Qué tipo de suelos, altura de paredes, formas y materiales.
Las plantas. La mejor elección de variedades sostenibles y macetas o jardineras.
El mantenimiento. El único secreto es la constancia, después están las técnicas.
Accesorios. Mobiliario, decoración, iluminación, complementos minimalistas.

martes, 14 de septiembre de 2010

HERMANOS DE ARMAS

NOMBRES DE LOS VIENTOS


Viento húmedo, viento cálido, viento del oeste…

Parece que todos los vientos son iguales, pero no hay uno idéntico a otro.

Como decía Bob Dylan, “La respuesta está en el viento”.

Los vientos que se producen a lo largo de todo el año son conocidos como los "permanentes" y se clasifican en:

· Alisios: Estos vientos son aquellos que soplan a lo largo del paralelo del ecuador y se movilizan del este al oeste.

· Vientos del oeste: Estos vientos son llamados también contralisios, no se forman en la zona ecuatorial, sino que se forman en el trópico de cáncer y el trópico de capricornio.

Los vientos "periódicos" no son constantes sino que dependen de la posición del eje terrestre afectando a las estaciones del año. Los más conocidos son los siguientes:

· Vientos monzones: Estos vientos son los que se producen gracias la traslación de la tierra. En verano el viento tiene una dirección del mar a la tierra y en invierno es de la tierra al mar.

· Brisas: Estas se producen en el día y en la noche con direcciones opuestas, todo esto se debe al hecho de que los continentes se calientan y se enfrían con mayor rapidez que los mares dando lugar a que en la noche se presentan brisas tierra mar.

Finalmente los vientos considerados "no periódicos", resultan ser los más temidos en la navegación.

Dentro de este grupo se encuentran:

· Tornados: Remolinos permanentes de aire que poseen formas de grandes embudos y poderosa fuerza.

· Tormentas: Son cumunolimbos formados por rápidas corrientes de aire ascendente, estos se producen en ciertas regiones donde les dan nombres locales.

· Tifones: Grandes torbellinos atmosféricos, con un diámetro de varias decenas y hasta cientos de kilómetros, van en sentido antihorario.

· Tromba: Remolinos fuertes en el océano.

Rosa de los vientos:

http://wapedia.mobi/es/Rosa_de_los_vientos

Escalas:

http://www.infonavis.com/Informacion/Escalas.aspx





viernes, 10 de septiembre de 2010

PLANTAS ELIMINADAS DEL DICCIONARIO

Una dalia en plena floración. Los científicos estiman que el número total de especies de plantas florecientes en todo el mundo en alrededor de 400.000.Fotografía: Harish Tyagi / EPA




600.000 PLANTAS SON ELIMINADAS DEL DICCIONARIO DE LA VIDA.

Londres.- La comunidad científica mundial está desconcertada. Una revisión exhaustiva ha revelado que más de 600,000 plantas han sido eliminadas del catálogo Diccionario de la Vida., informó el diario The Guardian.

Según el periódico, durante siglos los botánicos han ido recopilando y catalogando “nuevas plantas” sin percatarse de que en realidad esas especies ya habían sido descubiertas. Incluso algunas de ellas han sido catalogadas una y otra vez. El tomate, por ejemplo, tiene 790 nombres diferentes mientras que el roble ha sido descrito de 600 formas distintas.

Los científicos ya sabían que algunas especies estaban duplicadas aunque no imaginaban que hubiese tantas repetidas.

Geranios

Casa de Louis Van Gaal copia/
Related Posts with Thumbnails

Me GUSTA