JULIAN'S GARDENS

JARDINERÍA ESPECIALIZADA

La jardinería es una de las ocupaciones que más puede alegrarnos la vida. La naturaleza, siempre tan sabia y agradecida responde a nuestros cuidados obsequiándonos con su mejor aspecto. Para mí, trabajar la tierra con las manos y ver cómo crece su fruto es algo que me reconforta.

Por eso este blog, que nace con el propósito de ofrecer una plataforma de consulta y participación es también un compendio de mis experiencias como Maestro Jardinero durante el transcurso de casi veinte años y una oportunidad para compartir con vosotros mi otra pasión la escritura.

MANDARINAS DE PAPEL y NUBES DE AZAFRÁN son mis dos primeras publicaciones. Puedes encontrar más información a respecto en mandarinasdepapel.com o en Facebook: juliansbooks.

Para cualquier consulta puedes escribirme a juliansgardens@gmail.com o llamando al teléfono: 650 429 477

Gracias por vuestra visita y por favor deja tus comentarios de satisfacción al pie de cada artículo.

MAESTRO JARDINERO

Mi foto
Libros publicados: "MANDARINAS de PAPEL" y "NUBES DE AZAFRÁN"

viernes, 24 de septiembre de 2010

LA ESPERA ENFERMA

“La expectación pospuesta [que se demora T. Gateway] enferma el corazón”.

Proverbios 13:12

¿El autor de la frase y su significado?

La frase tiene una antigüedad de más de 3.000 años y pertenece a uno de los mayores sabios de su tiempo; Salomón, hijo de David, quien gobernó en Israel durante 40 años [desde 1.037 hasta 998 a. E.C]. [1]

Su escrito fue incluido en el libro de los proverbios, de los cuales se conservan 894 versos. [año 717 a.E.C.].

En cuanto a la vida de este rey, los registros históricos muestran que se trataba de una persona fiel a sus creencias y coherente con sus principios, o al menos fue así durante una buena parte de su vida. Al inicio de su mandato, mientras todavía era solo un muchacho, Salomón se sintió inseguro ante la responsabilidad de gobernar una nación tan populosa, pero ya desde un principio demostró algunas cualidades con las que se ganó el respeto y el afecto de sus súbditos. Debido a su buena actitud y fidelidad, se le concedió un deseo. [2]

Cualquier persona en su lugar habría pedido fama, riquezas o poder. En cambio Salomón escogió –“un corazón obediente”- un equivalente de la sabiduría; este acto de humildad agradó tanto a Dios que, además de sabiduría le capacitó también con las otras cosas que no había solicitado. [3]

Desde ese momento las noticias sobre la sabiduría y prosperidad de Salomón se difundieron hasta otros países más distantes. La propia reina de Seba [actual Etiopia] quedó profundamente impresionada, durante su visita al palacio reconoció que todo lo que había visto superaba notoriamente sus propias expectativas. [4]

De todos los pueblos venía la gente hasta Jerusalén para oír las sabias palabras de Salomón. [7]

El rey podía recitar 3.000 proverbios, había compuesto 1.005 canciones y sus conocimientos sobre la naturaleza y el medioambiente no se habían relatado antes en ningún otro lugar. Su sabiduría quedaba reflejada por la manera en que dirigía a su pueblo. [5] [6]

Todavía hoy se dice que una decisión es Salomónica cuando algo se divide en dos partes equitativas. La frase corresponde a un juicio en el que dos mujeres aseguraban ser las madres biológicas del mismo niño. Ante la insistencia de las supuestas madres, Salomón propone que el bebé sea cortado en dos y ofrece cada mitad a cada una de las mujeres. La verdadera madre queda al descubierto cuando renuncia a su parte con tal de que el niño se salve.

Hacia el final de sus días, el sabio rey Salomón efectúa una mirada retrospectiva de su vida, después de meditar profundamente en ello reconoce que pese a tener todo “lo que sus ojos podían desear”, en realidad todo ello carecía de verdadero valor y que esforzarse por conseguir esas cosas era como perseguir al viento.

Salomón llegó a disfrutar de la compañía de 700 esposas y 300 concubinas, su pasión por los caballos le condujo a poseer 4.000 establos y miles de jinetes y carruajes, amasó una gran fortuna de oro con la que construyó un suntuoso palacio -el trono mismo era de marfil revestido de oro puro- y erigió un templo a su Dios con toda clase de materiales nobles que además de costosos eran muy difíciles de conseguir en aquella época. [8] Sin embargo, con el tiempo, al referirse a su fortuna y pertenencias personales, manifestó que todas estas cosas habían carecido de valor para él y que simplemente eran vanidad. [9], [10]

¿Qué podemos aprender de sus reflexiones?

La gente común concede mucha importancia a las posesiones materiales. La vida está llena de cosas que a pesar de que no son riquezas, prestigio o prosperidad, también pueden hacernos felices, Salomón había disfrutado de una existencia en la que no había carecido de nada, pero recomendó un estilo de vida sencillo.

El Proverbio 13 verso 12 es el que habla de la angustia que sentimos cuando nuestras expectativas no se cumple o cuando esperamos intensamente algo que parece que nunca llega.

Expectativas y decepciones

Cuanto más tratamos de seguir el ritmo acelerado de la vida moderna, más rezagados parece que estamos. Nuestras ocupaciones nos consumen de forma implacable mucho tiempo y energías, y cuando no hacemos lo que nos habíamos propuesto, nos sentimos como si nos hubiésemos fallado a nosotros mismos o a los demás.

Nuestras expectativas no siempre son realistas

Las promesas que no se realizan se convierten en expectativas frustradas, si estas no son razonables se convierten inexorablemente en decepciones.

Necesitamos mantener un equilibrio entre los que esperamos de los demás y lo que se espera de nosotros. Dicho de otro modo, mientras más cosas ofrezcamos, menos tiempo dedicaremos a esperar mucho de los demás. Lo que hacemos, o los motivos por lo que hacemos las cosas nunca deberían ser la espera de recompensas o reconocimientos. Una cualidad que puede ayudarnos ha evitar la decepción es el altruismo.

Significaría no esperar nada a cambio. Nuestra sociedad se ha vuelto demasiado egocentrista y cualquier buena obra o iniciativa –aparentemente desinteresada- parece que oculta algún propósito egoísta.

Cuando meditamos en como nos sentimos, cuando nuestras expectativas no se cumplen, entonces encontramos muchas razones para no fomentar falsas expectativas en los demás. Para que las relaciones funcionen necesitamos ser sinceros y confiables.

Es muy notable que en una persona que ha disfrutado de toda clase de lujos y excesos –no hay nada más que pensar en cómo sería la vida con tantas esposas y concubinas- que se sienta a pesar de todo vacío, esperando y enfermo de corazón.

Seguramente la plenitud de una persona no dependa de factores externos, sino de uno mismo, lo que hay en nuestro interior, un sentimiento íntimo que solo depende de nosotros.

Bibliografía:

[1] 1 Reyes 11:42. Salomón gobernó en Jerusalén durante 40 años.

[2] 1 Reyes 3: 7 Solo era un muchacho cuando comenzó a reinar.

[3] 1 Reyes 3: 5-14 Su petición fue tener un corazón obediente

1 Reyes 4: 29-30 Recibió sabiduría y entendimiento en medida sumamente grande.

[4] 1Reyes 10: 4-9 La reina de Seba queda muy impresionada de su visita a Salomón.

[5] 1Reyes 4: 32 Salomón podía recordar 3.000 proverbios y compuso 1.005 canciones.

[6] 1Reyes 4: 33 Tenía un vasto conocimiento de fauna, botánica y medioambiente.

[7] 1Reyes 4: 31,34 De todos los pueblos venían para oír de la sabiduría de Salomón.

[8] 1Reyes 11: 13 Llegó a tener 700 esposas y 300 concubinas.

[9] Eclesiastés 2: 10 Todo lo que sus ojos vieron lo obtuvo.

[10] Eclesiastés 2: 22,23 Todo era vanidad y un esforzarse tras el viento.

Indicios arqueológicos de las construcciones del rey Salomón.

http://www.libertaddigital.com/ciencia/encuentran-en-jerusalen-una-muralla-que-podria-ser-obra-del-rey-salomon-1276385532/

http://www.mfa.gov.il/MFAES/Facts%20About%20Israel/Arqueologia%20en%20Jerusalem

0 comentarios:

Publicar un comentario

Geranios

Casa de Louis Van Gaal copia/
Related Posts with Thumbnails

Me GUSTA